Ordenan a los Templarios atentados con explosivos

Captura de pantalla 2014-02-18 a la(s) 08.08.0318-Feb-14. En represalia por el avance de fuerzas federales y autodefensas, integrantes del grupo delictivo Los Caballeros Templarios recibieron órdenes de sus líderes para atacar instalaciones civiles o militares, mediante el uso de artefactos explosivos o granadas, tanto en Michoacán como en entidades aledañas.

Establecimientos comerciales, edificios gubernamentales, cuarteles de la policía o del Ejército, e incluso plazas públicas como las de Apatzingán, están entre los posibles blancos de los delincuentes.

Autoridades federales revelaron a 24 Horas que integrantes del cártel, detenidos de forma reciente, algunos de ellos con explosivos y armas de alto poder, declararon que tienen instrucciones para perpetrar ataques en contra de los inmuebles de forma furtiva.

Explicaron que la “prioridad” es perpetrar los ataques en las zonas donde han hecho presencia el Ejército, Policía Federal o autodefensas, pero de no ser posible, les dieron “carta blanca” de atacar cualquier otro sitio.

“Según ellos no tienen órdenes de atentar contra personas, sino en contra de instalaciones o lugares. Por eso el armamento de alto poder que han estado  transportando en fechas recientes y se ha logrado decomisar”, indicó un funcionario ministerial.

Decomisos

El reporte oficial del Gobierno federal es que tras un mes de la firma del Acuerdo por la Seguridad en el estado se ha decomisado un lanzacohetes tipo RPG 7, cuatro tubos de abastecimiento para dicho artefacto, seis dispositivos lanzagranadas calibre 40, y al menos 25 granadas de fragmentación.

A esto se suma  el aseguramiento de más de una veintena de botellas con gasolina listas para ser usadas como artefactos incendiarios de fabricación casera.

El pasado 12 de febrero, cinco personas fueron detenidas en un vehículo blindado en el que transportaban lanzagranadas, tubos de propulsión y municiones, en Apatzingán.

En sus declaraciones confesaron tenían planes de realizar varios ataques en contra no de instalaciones de fuerzas federales y militares en la región.

Funcionarios federales indicaron que en las reuniones del gabinete de seguridad se han dado instrucciones a los mandos federales y estatales para estar atentos a cualquier situación de este tipio no solo en Michoacán sino en estados colindantes y de la zona centro del País.

El fin de semana la Policía Federal detuvo a tres personas que tenían en su poder dos lanzagranadas calibre 40 milímetros, dos granadas de fragmentación y varias armas. Su intención, según sus declaraciones, era perpetrar un atentado en la Plaza de la Constitución del Municipio de Apatzingán.

Los sospechosos, de acuerdo con autoridades federales, recibieron la orden de realizar estos ataques de Francisco Galeana, alias El Pantera, un presunto lugarteniente de grupo delictivo que opera bajo las órdenes de Enrique Plancarte, alias El Kike.

El objetivo era cometer las agresiones durante la noche o madrugada para generar alerta en toda la región.

Los detenidos, que quedaron a disposición de los fiscales de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO, indicaron que el grupo cuenta con un amplio arsenal para perpetrar estos ataques.

 

Fuente: 24 Horas

 

Comentarios

Comentarios