4 cosas que debemos saber sobre el cáncer

Captura de pantalla 2014-02-06 a la(s) 11.05.2806-Feb-14. El pasado 4 de febrero se celebró el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer, ese mismo día la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la propagación de esta enfermedad a nivel mundial. Al respecto te compartimos algunos puntos importantes sobre esta enfermedad.

En su informe la OMS estimó que serán 24 millones de personas las que sufrirán algún tipo de cáncer para el año 2035. Cifra alarmante si consideramos que actualmente la cifra de pacientes diagnosticados es de 14 millones al año.

Al respecto, este organismo insistió en que el cáncer puede prevenirse si se incrementan los esfuerzos por frenar el incremento de la obesidad y el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. Como vemos, no todo esta perdido aunque se requiere de la suma de voluntades de todos. Como no hay mejor arma que la información, BBC Mundo publicó varios puntos importantes que se deben tener en cuenta cuando se habla de esta enfermedad.

No está de más darles una leída y reflexionar sobre uno de los problemas de salud más importantes de la actualidad.

¿Qué tan grave es que aumenten los casos de cáncer?

Sólo basta este aterrador dato para dimensionar por qué la OMS y otros organismos no dejan de externar su preocupación: a nivel mundial, uno de cada cinco hombres, y una de cada seis mujeres, desarrollará algún tipo de cáncer antes de cumplir los 75 años; de esos pacientes, uno de cada ocho hombres y una de cada 12 morirá a causa de este padecimiento.

Además de las vidas humanas que se perderán a causa de esta enfermedad, también debemos considerar los altos costos que el cáncer trae consigo por conceptos de tratamientos, discapacidad, incapacidad para laborar del paciente y muerte prematura. De acuerdo a la OMS, tan sólo en el 2012, el gasto anual que el cáncer generó alrededor del mundo fue de US$1.16 billones.

Las causas de la propagación

Una de las mayores preocupaciones de la OMS y de muchos organismos alrededor del mundo, es el aumento y la velocidad con la que el cáncer está propagándose entre la población.

Y es que, a pesar de que han aumentado los programas de detección temprana y los tratamientos, los casos de pacientes diagnosticados sigue aumentando, esto porque tanto la población mundial como la expectativa de vida siguen aumentando y por lógica, entre más gente haya, mayor será la cantidad de gente que podrá desarrollar la enfermedad, sobre todo si continúan los malos hábitos de vida.

El cáncer no es una enfermedad de ricos

Actualmente la mayoría de los casos de cáncer se presentan en países en vía de desarrollo (60% de los casos tiene lugar en la región de Asia, África, Centro y Sudamérica). De hecho, el 70% de las muertes por esta enfermedad ocurren en esa región del mundo por la dificultad de acceso a los tratamientos y la falta de programas de detección.

Aún así, el cáncer también es frecuente en países desarrollados, por lo que este padecimiento no puede ser encasillado al nivel de desarrollo económico de la población. De cualquier forma, los recursos y programas sociales de una nación sí pueden marcar la diferencia a la hora del tratamiento.

Qué hacer al respecto

Suena repetitivo, pero la clave está en la prevención. La mitad de los tipos de cáncer son evitables si se reducen los factores de riesgo, como pueden ser la contaminación, el tabaquismo o la obesidad.

Aquí juegan un papel importante la legislación de cada país, aunque nuevamente, el peso recae en cada uno de nosotros, así como en un diagnostico temprano.

30% de las muertes por cáncer fueron ocasionadas por alguno de estos factores:

  • Obesidad
  • Baja ingesta de frutas y vegetales
  • Falta de actividad física
  • Consumo de alcohol
  • Consumo de tabaco

Como vemos, estos cinco factores son evitables con un poco de voluntad de nuestra parte, sobre todo en cuanto al tabaquismo, que es responsable del 20% de muertes por distintos tipos de cáncer, y del 70% de fallecimientos en pacientes con cáncer pulmonar.

El cáncer puede atacar a cualquier persona, sin embargo, estar siempre atentos, realizar chequeos médicos y reducir factores de riesgo puede ser la gran diferencia. No echemos esta información en saco roto.

 

Fuente: Sopitas

Comentarios

Comentarios