México “se hace de la vista gorda” en violaciones a derechos humanos: Amnistía Internacional

Captura de pantalla 2013-10-21 a la(s) 15.18.04Un día antes de que México sea sometido a una segunda evaluación, por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), respecto de su compromiso en materia de derechos humanos, Amnistía Internacional (AI) consideró que el gobierno mexicano “debe hacer más” en ese tema y no limitarse a pronunciar “buenas palabras”.

A través de un comunicado emitido desde Londres, AI precisó que el Ejecutivo mexicano “continúa haciéndose de la vista gorda” ante casos de violaciones de derechos humanos cometidos en México, según un despacho informativo que difundió la agencia EFE.

Luego de que en agosto pasado el país presentó un informe sobre sus acciones en la materia durante los últimos cuatro años, Rupert Knox, investigador de AI para México, lamentó que el gobierno de Enrique Peña Nieto, “al igual que el anterior, afirma que la protección de los derechos humanos se encuentra en el centro de sus políticas de seguridad, sin embargo, detenciones arbitrarias, torturas y tratos vejatorios y desapariciones continúan impactando las vidas de miles de mexicanos”.

Afirmó que las buenas palabras del gobierno de México sobre los derechos humanos “guardan poco parecido a sus medidas sobre el terreno”.

Knox subrayó:

“Al tiempo que el gobierno mexicano no tiene rival en sus compromisos retóricos con los derechos humanos, continúa sin adoptar medidas decisivas a las que se ha comprometido”.

De acuerdo con el comunicado de AI, la aseveración del Ejecutivo mexicano en su informe a la ONU de que se han asegurado “importantes avances” en el país para garantizar la promoción, protección y defensa de los derechos humanos “está lejos de ser cierta”.

Además reprochó al gobierno de México no haber cumplido su promesa de actuar según las recomendaciones hechas por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2009, entre las que se incluye la instrumentación de medidas para acabar con la tortura y las desapariciones forzosas, asegurar la investigación efectiva de las violaciones de estos derechos fundamentales y, en general, colocar la protección de los derechos humanos en el centro de las políticas de seguridad pública.

El gobierno también prometió combatir los abusos contra los inmigrantes y la violencia contra las mujeres, así como garantizar el respeto por los derechos de los indígenas, recordó AI.

“El informe del gobierno mexicano dice que ha llevado a cabo estos compromisos, pero continúan ocurriendo graves violaciones de los derechos humanos, como desapariciones forzosas, torturas, matanzas extrajudiciales por parte de la policía y las fuerzas de seguridad”, puntualizó Knox.

El investigador de AI para México remató: “El patrón de impunidad es constante”.

Mientras tanto, los temas que enfrentará al Estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su próximo periodo de sesiones, a realizarse del 28 de octubre al 1 de noviembre, tienen que ver con la trata de personas, desplazamiento interno forzado por la violencia y la situación de los presos en las Islas Marías.

México llegará a esas audiencias con el antecedente de haber sido en 2012 el país que mayor cantidad de denuncias recibió ante ese organismo, con mil 800 casos.

De acuerdo con el borrador de calendario de audiencias, el 1 de noviembre próximo los siete comisionados de la CIDH analizarán las quejas contra el Estado mexicano en los temas citados.

 

Fuente: Proceso

Comentarios

Comentarios