Huevo y pollo provocan la inflación más alta en 13 años

Los precios en México mantuvieron una tendencia al alza durante la primera quincena de julio como resultado de las presiones provenientes de los productos agrícolas, particularmente del huevo y el pollo.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el Índice Nacional de Precios al Consumidor avanzó 0.39 por ciento en los primeros quince días del séptimo mes, la cifra más alta registrada para ese periodo desde 1999.

Derivado de esto, la inflación anual se ubicó en 4.45 por ciento, por encima del 4.34 por ciento observado al cierre de junio y en niveles cercanos a los presentados a inicios de 2010.

Arturo Vieyra, analista de Banamex, indicó que más de la mitad del incremento se explica por el aumento en los precios de los productos agropecuarios, destacando que las presiones ya no sólo provienen de las frutas y verduras, sino también del huevo y el pollo.

Para Samuel Moreno, analista de Invex, el aumento en estos productos se debe al brote de gripe aviar en Jalisco que afectó al huevo y a que el precio de los granos que se utiliza para alimentar a los pollos se elevó.

Fue gracias a las medidas tomadas por el gobierno federal de importar el huevo que el incremento en el costo del huevo fue de sólo 15.75 por ciento en la primera quincena de julio y no más alto, consideró Manuel Guzmán, director de análisis y estrategia económica de Grupo Financiero Ve por Más.

Mientras que las frutas y verduras registraron un aumento de 10.22 por ciento anual, particularmente en algunos productos como la papa y la naranja.

Coincidieron en que el incremento observado en los productos agropecuarios será temporal, por lo que es previsible que se revierta en las próximas semanas.

“Esperamos que las presiones por agropecuarios se mantengan, pero que cedan en los próximos meses debido a la caída estacional en precios del jitomate, el aguacate y la naranja”, agregó Guzmán.

Vieyra resaltó que también hubo presiones en los primeros 15 días de julio provenientes de un aumento en el precio de las mercancías que pasó de 4.59 por ciento anual al cierre de junio a 4.80 por ciento en la primera quincena.

Esto probablemente es un reflejo del impacto de la reciente depreciación del tipo de cambio que es consecuencia del deterioro en el entorno económico externo y la gran incertidumbre financiera.

Comentarios

Comentarios